La posibilidad del desembarco de una importante empresa productora de calzados, para ocupar el espacio del Parque Industrial en Santa Rosa, donde funcionaba la fábrica Alpargatas, continuó tomando forma, con la prueba de aptitud que, a casi un centenar de extrabajadores despedidos de la ex Calzar en la Ciudad Capital, comenzaron a evaluar técnicos de la firma bonaerense.

La prueba a los ex trabajadores comenzó hoy en el salón La Usina de la Cooperativa Popular de Electricidaf de Santa Rosa, y culminaría el jueves próximo, desde las 8:30 a las 12.
Un total de 36 aparadores (costureros de las piezas del calzado previo a la colocación de la suela) y 54 cortadores, componen el staff de personas convocadas para el examen de aptitud laboral. La iniciativa es seguida de cerca por el Ministerio de la Producción, a cargo del doctor Ricardo Moralejo, quien por la mañana observó el desempeño de los trabajadores y dialogó con los responsables de la instrucción.

Estamos muy contentos porque es la conclusión de más de tres meses de intenso trabajo, en conjunto con la empresa y con los trabajadores.La misión será evaluar el nivel de profesionalismo del recurso humano existente en Santa Rosa; es consecuencia de haber tomado los currículums de los postulantes y, luego de una primera evaluación en Buenos Aires, seguimos con reuniones en Santa Rosa para finalizar con esta prueba de aptitud. La idea de la empresa es verificar con una prueba práctica, lo que anticiparon mediante los C.V. cada uno de los postulantes”, señaló Moralejo.

El ministro, además, confirmó que en la conformación del listado de trabajadores, tuvo participación la dirigencia local de la Asociación Obrera Textil y que, de llegarse a un acuerdo definitivo para la instalación de la fábrica en el Parque Industrial de Santa Rosa, se concretaría dentro del corriente año. Otro punto de interés para los pampeanos es que, de acuerdo a las conversaciones adelantadas entre los funcionarios y representantes de la empresa, John Foos llegaría a La Pampa, con un proyecto de expansión, lo cual permitiría que la planta de personal supere largamente el centenar.

Seguimos trabajando detrás del objetivo de la reapertura laboral de ese sector textil, vamos a colaborar en todo lo que podamos, así lo acordamos. Acá el punto de mayor restricción es el recurso humano; si el recurso disponible convence a la empresa, estaríamos con un avance del 90 % de las negociaciones, porque ése es el recurso limitante para la actividad. Formar un plantel especializado no es fácil, lleva tiempo, así que consideramos este día, como clave para definir la llegada de la textil a La Pampa” señaló el titular de la cartera productiva.

La disposición de John Foos de enviar a La Pampa una serie de maquinarias para ejecutar la prueba de idoneidad laboral, es otro de los puntos positivos en cuanto a la posibilidad de la ansiada radicación. Al efecto, Moralejo concluyó explicando que “seguramente que ellos harán un análisis interno, estimamos que ese análisis no será superior a los 30 días. Hay un interés concreto de parte de la empresa, son varios puntos a favor que nos dan seguridad de que la intención es seria y, además, está la posibilidad de que la estructura donde funcionaba Alpargatas esté acorde a sus pretensiones, caso contrario veríamos otro espacio dentro del Parque Industrial”.

20190521 105949