La empresa Carnes Naturales de La Pampa S.A., operadora del Frigorífico Santa Isabel ubicado en la localidad pampeana homónima, se perfila para cerrar un año a plena actividad y con perspectivas inmejorables para los próximos según las estimaciones que hacen los responsables de la misma.

Lejos parecen haber quedado los duros primeros pasos desde su apertura de la mano de la Fundación del Oeste y más tarde, en el 2007, con la refundación durante la primera gestión del gobernador, Carlos Verna, para llegar a esta realidad que lo cuenta dentro del lote de empresas pampeanas con producciones destinadas al mercado nacional e internacional. Desde hace 12 años las políticas estratégicas a seguir las delinea el directorio con el acompañamiento del Ministerio de la Producción en representación del Gobierno de la provincia de La Pampa. Su producción en caprinos y ovinos ya es conocida en el mercado interno porque la mercadería allí faenada y acondicionada ha llegado a las provincias de Buenos Aires, Mendoza, San Juan, San Luis, Santiago del Estero y Salta además del pampeano.

Expansión con agregado de valor

Vender es crecer” es uno de los eslóganes que identifica gran parte del pensamiento y objetivo en materia de producción de La Pampa. Y en ese aspecto el directorio de Frigorífico de Santa Isabel lo ha tomado como parte de su estrategia elaborando acciones que concluyeron en exitosas aperturas de negocios en el plano nacional e internacional. Prueba de ello es el último embarque con destino a Angola concretado el pasado 22 de octubre con una carga de 25 toneladas de cabras faenadas y procesadas íntegramente en el complejo santaisabelino. Claro que no fue ese, precisamente, el “debut” en el segmento exportador sino que se trata del quinto embarque hacia el exterior siendo los primeros a Bahamas, Sultanato de Omán (con faena bajo el rito Halal) y otras tres a Angola. Las operatorias hacia mercados externos por parte de la empresa tendrán continuidad hacia el cierre de año con al menos dos envíos más; uno a Brasil y otro a Jordania. Precisamente en la carga hacia el país sudamericano Santa Isabel sí “debutará” y tendrá un importante desafío profesional para su gente porque el brasileño es un mercado con un alto nivel de exigencia en cuanto a la calidad del producto. Es que desde ese país, concretamente, demandan los llamados “cortes anatómicos” de ovinos, lo cual se constituye como un evidente salto cualitativo con agregado de valor para la empresa pampeana. Esta novedad coloca al frigorífico a la altura de los requerimientos del gigante del Mercosur y convierte en un hecho palpable los objetivos de la gestión de Gobierno en cuanto a las políticas que se vienen llevando a cabo orientadas hacia la mejora continua de sus procesos productivos.

Diversificación

En el caso de Jordania se estarán enviando corderos en carcasas (enteros) lo cual también resulta una novedad y desafío anexo, ya que no se han realizado hasta la fecha exportaciones de corderos livianos por parte de la compañía. Resulta indubitable lo expresado precedentemente, que tales acciones son el resultado del acompañamiento que se viene realizando por parte del Ministerio de la Producción a cargo de Ricardo Moralejo, tendiente a mejorar la competitividad de las empresas y lograr la apertura de nuevos mercados.

Efecto multiplicador

Tomando como base las recientes acciones comerciales y mirando en retrospectiva los primeros pasos tratando de afianzar su presencia en una zona crítica, es un hecho palpable que el frigorífico ha logrado sortear, no sin dificultades, los vaivenes propios de una política económica nacional fundada en el desaliento a las economías regionales.
Tanto el Gobierno de La Pampa como la propia población oesteña, ahora pueden visualizar el efecto multiplicador que tuvo la fundación del emprendimiento. En ese sentido cobra singular valor que el recurso humano (alrededor de 20 personas) proviene de la zona de Santa Isabel y Algarrobo del Águila, y se adaptaron a las exigencias con capacitaciones que los calificaron para el máximo nivel de exigencia. No es menor, además, la función social que cumple tanto a nivel productor como agregado económico porque con su apertura se logró establecer un precio mínimo de referencia evitando así que el productor caiga en el manejo comercial ilegal. La presencia del Frigorífico en la zona del caldenal no solo sirvió para afianzar el funcionamiento de la principal actividad local, sino que además puso en marcha un efecto multiplicador que potenció otras actividades a la par entre ellas la de los mecánicos, transportistas, ferreteros y comedores establecidos en la zona de influencia.

74785346 1413825182115873 2930534848386826240 n