Una nueva edición de la tradicional fiesta se desarrolló desde el jueves hasta el sábado en la localidad del oeste, con la presencia de funcionarios provinciales.

Para la localidad de Santa Isabel e incluso la provincia de La Pampa, es un gran sacrificio y desafío llevar adelante los encuentros festivos populares, y sólo las personas que están detrás de ellos saben lo que significa organizar como en este caso, la edición 27 de la Fiesta Provincial del Chivito, fiesta que es mucho más que un escenario: se trata de una mancomunión de voluntades que permite al “de afuera” introducirse por un momento en la vida del hombre de campo y su rutina.

La fiesta provincial, que tendrá carácter nacional a partir del año próximo si resulta aprobado un proyecto que recaló en la Cámara de Diputados de la Nación, resultó coincidente con la conmemoración de los 115 años fundacionales de Santa Isabel. Por ello, numerosos funcionarios se sumaron a la tradicional celebración entre ellos el ministro de Gobierno y Justicia, Daniel Pablo Bensusán, el ministro de Salud, Mario Kohan, y numerosos representantes del Gobierno Provincial.

El marco institucional apuntaló la presencia del intendente anfitrión. José Luis Rodríguez, al igual que los representantes del ministerio de la Producción, habituales recorredores de la zona y apuntaladores de numerosas acciones en el sector caprino, eje vertebral de la actividad económica santaisabelina. Así pues, y en representación del ministro Ricardo Moralejo, se hicieron presentes el Director de Ganadería, Ricardo Sebastián Baraldi y el Director de Extensión Agropecuaria, Manuel Rodrigo Fernández.

Esencia de una fiesta

Precisamente el ministro Bensusán fue quien anticipó el carácter nacional que tendría la fiesta el año próximo, “es un orgullo acompañar a los crianceros en esta fiesta tan tradicional para Santa Isabel, coincido con el intendente la posibilidad de reconocerles el esfuerzo a los productores y sus familias, sabemos que a través del ministerio de la Producción y el Gobierno de La Pampa se hacen todos los esfuerzos posibles para acompañarlos en todos los aspectos y el resultado de ese trabajo se ve cuando concurren a las exposiciones nacionales como la de Malargüe de donde se traen los principales premios” señaló Bensusán en su “debut” como partícipe de esta fiesta.

Palabra de anfitrión

José Luis Rodríguez, intendente y anfitrión, hizo foco en el “doble festejo” del 15 de noviembre y no evitó emocionarse por haber concluido su mandato al frente de la comuna. “Todos sabemos que los recursos económicos no abundan y hay que optimizarlos, por eso destaco el acompañamiento del Gobierno de la Provincia en estos momentos de crisis que afecta a nuestros pequeños productores”. Y en ese contexto evaluó positivamente la decisión (del gobierno pampeano) de afianzar la actividad del Frigorífico Santa Isabel “porque trajo dignidad al esfuerzo y el trabajo perseverante de nuestros productores que esperaron la apertura de un emprendimiento que cumplió un rol de regulador de precios. Eso lo sabe el Gobernador Carlos Verna, él conoce como pocos el oeste profundo y sabe del esfuerzo del hombre de campo” afirmó.

Un ministerio presente

Por su parte el Director de Ganadería dependiente del ministerio de la Producción, insistió sobre el acompañamiento que el doctor Ricardo Moralejo pretende de este tipo de encuentros festivos no exentos de trabajos de campo. “Hoy se hace visible el trabajo y el esfuerzo de todos los productores de las diferentes zonas, especialmente aquellos incorporados a la Asociación de Criadores de Cabras. Vemos excelentes ejemplares de las distintas categorías de la cabra colorada provenientes de cabañas de 25 de Mayo, Colonia Chica, La Humada y los locales, son días de trabajo y premiaciones a los mejores exponentes” señaló. Destacó además que la visibilización de buenos ejemplares es el resultado de un “extenso trabajo en genética” que crece a diario.

Párrafo especial dedicó e funcionario al “trabajo artesanal y familiar en la crianza, especialmente la mujer que acompaña el amamantamiento de los cabritos para mantener al ciento por ciento la producción, nosotros desde el ministerio no dejamos de acompañarlos aportando para la compra de los insumos necesarios para el sustento de los rodeos”.

Cambio de paradigma

Para esta edición se reservó un cambio de paradigma en materia de premiaciones a los mejores exponentes de las razas porque, de acuerdo a lo visto en el desarrollo de ese segmento de la fiesta, los ganadores recibieron herramientas en lugar de las tradicionales copas. “Pensamos que era mejor entregar una herramienta que el productor puede utilizar en su rutina que dejarles en mano un trofeo simbólico, si bien la copa o una cucarda es algo que enorgullece al productor, nosotros entendimos que mejor era entregar algo de utilidad en sus emprendimientos” dijo Baraldi al respecto. Precisamente uno de los reconocidos por su trabajo en la raza caprina resultó Julio Toledano, por un gran campeón proveniente de la zona de Puelén.

85426 img 20191116 wa0005